Hemen zaude: Hasiera Albistegia Grupos cristianos, Coordinadora de sacerdotes de Euskal Herria y Herria 2000 Eliza a favor de los derechos de los presos vascos (Donostia-San Sebastián, 13 de mayo de 2013)

Grupos cristianos, Coordinadora de sacerdotes de Euskal Herria y Herria 2000 Eliza a favor de los derechos de los presos vascos (Donostia-San Sebastián, 13 de mayo de 2013)

2013/05/13
Concentrados ante la catedral del Buen Pastor de Donostia-San Sebastián, compartimos los objetivos que se ha marcado el colectivo Herrira de manifestar unitariamente el sí de la sociedad vasca contra la doctrina Parot. Nos comprometemos a impulsar por nuestra parte las acciones que estén a nuestro alcance y a seguir participando en la reflexión compartida en el caso de que estas medidas de excepción se mantengan en el tiempo.

 

Euskal Herriko Oinarriko Kristau Taldeek

Apez Koordinakundeak

eta “Herria2000Elizak”

Adierazi nahi dugu Herrira Elkartea bururatzen ari den ekintzak, ausnarketak eta era askotako jarrera-hartzeak gureak egiten ditugula. Martxoaren 20an Europako Giza Eskubideen Auzitegiko Areto Handiak Espainiako Estatuak 2012 uztailaren 10eko aurkeztutako errekurtsoa aztertu zuen. Epai hartan, Estrasburgoko Auzitegiak Espainiako Auzitegi Gorenaren 197/2006 doktrinak Europako Giza Eskubideen Konbentzioa urratzen duela epaitu zuen, dekretatuz, horrenbestez, Ines del Rio berehala aske utzi behar zutela.

Espainiako Estatuak, ordea, ez du epaia onartu, are gehiago, azken hilabeteetan giza eskubideak urratzeko estrategiari jarraipena eman zion. Guztira, 73 euskal herritar daude espetxean zigorra osorik beteta doktrina hau aplikatu zaielako. Beraz Estrasburgoko Goi Mailako Auzitegi horren erabakiak berebiziko garrantzia duelakoan, gure helburua urtarrilaren 12an jendarteak emandako agindua modu bateratu eta eta adostuan Europara eramatea da: giza eskubideak, bakea, konponbidea

Gure oraingo xedea da hau: Estrasburgoko ekitaldiak azaleratzea, eragile bakoitzak nork bere eremuan eta denok batera zer egin dezakegu pentsatzea.

Kristauok bezala, gure fedeak erantzun serio bat ematera bultzatzen gaitu, batez ere gure erantzunkizun mailaren arabera. Giza eskubideak urratzen direnean, isiltzeak edo isilarazteak, gaitzaren erantzuleak egiten gaitu.

Donostia , 2013ko maiatzak.13.

Grupos cristianos,

Coordinadora de sacerdotes de Euskal Herria

y Herria 2000 Eliza

Manifestamos nuestro apoyo a las acciones, reflexiones y tomas de posición que está elaborando e impulsado el colectivo Herrira con el objetivo de lograr hacer cumplir la decisión de la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos según la cual la doctrina 197/2006 del Tribunal Supremo del Estado Español vulnera la Convención Europea de Derechos Humanos, por la que decretó la libertad inmediata para Inés del Río. Lejos de acatar aquel fallo, el Estado Español lo dejó sin efecto y ha insistido en su estrategia de vulneración de los derechos humanos. Son ya 73 los ciudadanos y ciudadanas vascas que han cumplido toda su condena, pero que tras aplicarles esta doctrina siguen detenidos.

Consideramos con el Colectivo Herrira que la resolución del Alto Tribunal de Estrasburgo ante el recurso interpuesto por el Estado Español es de la máxima relevancia, por lo que asumimos de nuestra parte el objetivo de hacer llegar a Europa, de manera unitaria, el mandato social del pasado 12 de enero: derechos humanos, paz, resolución.

Compartimos los objetivos que se ha marcado el colectivo Herrira de manifestar unitariamente el sí de la sociedad vasca contra la Doctrian Parot, de impulsar por nuestra parte las acciones que estén a nuestro alcance y de seguir participando en la reflexión compartida en el caso de que estas medidas de excepción se mantengan en el tiempo.

Invitamos a nuestros hermanos en la fe, en especial a los que detentan cargos de responsabilidad a comprometerse eficazmente en la defensa de los derechos humanos. El silencio ante su vulneración o la inhibición hace cómplices y negadores de los signos mesiánicos de liberación anunciados por quien confesamos Maestro de vida.

 

Donostia, 13. 5. 13