Hemen zaude: Hasiera Albistegia 9º Encuentro europeo de Comunidades Cristianas de Base : "El Evangelio nos hará libres" (del 19 al 21 de septiembre de 2014 en Buizingen/Bélgica)

9º Encuentro europeo de Comunidades Cristianas de Base : "El Evangelio nos hará libres" (del 19 al 21 de septiembre de 2014 en Buizingen/Bélgica)

2014/09/30
Durante los días 19, 20 y 21 de septiembre de 2014 nos hemos reunido en Buizingen (Bruselas) unas 140 personas de diferentes países europeos (Austria, Bélgica flamenca, Bélgica valona, España, Euskal Herria, Francia, Holanda, Italia, Suiza) en el IX Encuentro Europeo de las Comunidades Cristianas de Base bajo el lema “El Evangelio nos hará libres-Experiencias, compromisos y respuestas de las CCB frente al sistema neoliberal”.

El día 19 por la tarde tuvo lugar la presentación de las diferentes regiones o países. Como Comunidades Cristianas Populares de Euskal Herria, después de una breve expresión mímica para dar a entender de dónde veníamos (un pequeño país reprimido entre España y Francia con más de 500 presos políticos dispersados en ambos estados), explicamos quienes éramos y cuáles son nuestras principales actividades. Entre ellas se remarcó la revista Herria 2000 Eliza y la Carta de Derechos Sociales trabajada con movimientos sociales y sindicatos durante el último año; de ambas iniciativas se difundió diverso material. Aportamos también como pueblo diferenciado la importancia de la cultura, la identidad y la solidaridad entre los pueblos; todo ello de cara a lograr la paz cultural y la cultura de la paz. Terminamos nuestra breve presentación cantando “Txoria-txori” como símbolo del respeto a la libertad de todos los pueblos .

El segundo día (20), después de la ponencia de Elke Vandeperre sobre cómo “Escapar del pensamiento único; emancipación en tiempo del neoliberalismo”, se trabajó en los siguientes talleres de trabajo, intentando concretar propuestas alternativas y los compromisos de las CCB europeas en el momento actual: finanzas éticas, diversidad, la crisis y nuestros miedos, el ecumenismo, la competitividad, una Iglesia diferente, populismo y xenofobia.

Finalmente el domingo 21 celebramos la eucaristía con la Comunidad de la Parroquia Don Bosco de Buizingen y aprobamos el siguiente manifiesto como colectivo europeo.

Agustín Gil, Carmen Mediavilla, Félix Placer


SALIR DEL PENSAMIENTO UNICO NEOLIBERAL ES LA UNICA SALIDA JUSTA A LA CRISIS EUROPEA

 

“El Evangelio nos hará libres” es el lema de nuestro IX Encuentro europeo de CCB y ciertamente la verdad del Evangelio es, que el neoliberalismo y el pensamiento único, como formas modernas del capitalismo, son el origen del empobrecimiento y de la muerte de millones de personas y del mismísimo Planeta.

"El actual sistema económico es injusto en su raíz y mata", dice el Papa Francisco.  «Si fueren destruidos los fundamentos, ¿Qué ha de hacer el justo?”, (salmo 11); No se explotarán, los unos a los otros” (Lev 25)

El Pensamiento Único, implantado por el sistema es responsable de gran parte de los males de la población. En 1995 Ignacio Ramonet lo definió como “…una visión social, una ideología que se pretende exclusiva, natural, incuestionable, que sostiene y apuesta -entre otras- por estas tesis:

1-La hegemonía absoluta de la economía sobre el resto de los planos sociales
2-El mercado como mano invisible capaz de corregir cualquier tipo de disfunción social
3-La importancia de la competitividad, cuando lo que dominan son los lobbies y oligopolios
4-El Mercado libre, un librecambio sin límites

5-La mundialización, en su acepción económico-financiera.
6-La división mundial del trabajo
7-La desregulación sistemática de cualquier actividad de carácter social y
8-La privatización de lo público

Como creyentes en Jesús de Nazaret estamos convencid@s de que para lograr una salida diferente a esta crisis que nos domina, tenemos la obligación de denunciar esos demonios del capitalismo porque no podemos continuar callando, ni mirando hacia otro lado (“el silencio de los buenos” que tanto temía Martín Luther King), ni aceptando la salida que nos proponen los tecnócratas y capitalistas a costa del sufrimiento de la gente.

El miedo, la desinformación, el control de los mass media, la manipulación del lenguaje y el secuestro de los valores del Reino de Dios, nos adormecen e inmovilizan para no salir de este pensamiento único.

Las alternativas, sin embargo, son claras. Además de no seguir callados ni acomodados en el individualismo burgués, ni refugiados en una espiritualidad relajadora e inmovilizadora, tenemos el deber de recuperar la denuncia profética, la evangélica corrección fraterna y el compromiso para con la causa de los explotados por el Sistema, los desechados a los márgenes; es el mandato que nos da Jesús de Nazaret.

Y desde la Teología de la Liberación, nuestra Misión es luchar por la liberación de los oprimidos, por  la libertad y solidaridad de todos los pueblos, culturas e identidades. Porque nuestra lucha por la erradicación de la pobreza, tiene que devenir ya en una lucha sin cuartel ni tolerancia contra la acumulación de la riqueza y por un mejor reparto de los bienes de este mundo.

Buizingen, 21 de septiembre de 201